Mucha gente piensa que el Bitcoin es una moneda irrastreable y perfecta para los delicuentes, y si bien es cierto que cualquier delicuente que se precie preferiría mover bitcoins a dinero fiat, la realidad es que el Bitcoin es más rastreable que el dinero fiat(dinero normal).

Tanto es así que todas las trasacciones entre 2 monederos de bitcoin queda registrada para siempre con la imposibilidad de ser borrada(en principio, se podría pero es casi imposible) y además de forma totalmente pública.

En BlockChain.info por ejemplo han creado una base de datos donde podemos ver las transacciones de cualquier monedero, viendo las transacciones en si, la fecha, la cantidad y la direcciones tanto del monedero emisor como del receptor. Solo tienes que introducir el monedero que quieres “espiar”.

Entonces…¿es el bitcoin anónimo? La respuesta es un rotundo “depende”.

El bitcoin es muy rastreable, tanto es así que más que rastreable es que es público como he dicho, pero puede ser a la vez anónimo. Puesto que mientras el dinero fiat en cuentas bancarias no solo es rastreable sino que cualquier banco va a exigir documentación para abrir una cuenta, así pues, cada cuenta bancaria tiene una la idéntidad de alguien, un criminal solo puede evitar ser idéntificado por sus cuentas bancarias usando sociedades en otros países y cosas raras de ingeniería fiscal que yo no entiendo. Lo que si sé es que cualquiera puede crearse un monedero de bitcoin y no tienes que asociar ni un correo electrónico si quiera.

Así pues, el bitcoin es rastreable y puede ser fácilemente anónimo, de ahí rádica la ventaja para los criminales o para aquellos que simplemente no quieren ser reconocidos. Eso no significa que todos los monederos en bitcoin sean anónimos. Si te creas un monedero en Coinbase estarás muy idéntificado, en cambio si creas un monedero en por ejemplo coin.space no tienes ni que aportar el correo para crear un monedero de bitcoin(seguramente solo sabrán tu ip), y ya si quieres anónimato total deberás crearte tu propio monedero con programas como Armony que son monederos “puros” por decirlo de algún modo.