Un proxy se podría decir que es una VPN mermada, ya que solo cumple una parte de sus funciones, si en este artículo anterior leíamos una extensa cantidad de elementos y características que componen una VPN, los proxys solo tienen una parte de ellos, tales como ocultar nuestra IP y nuestra geolocalización mayormente, pero en general no contienen ni cifrado ni ocultan una serie de características que delatan nuestra idéntidad de otras maneras. Tampoco sirve para hacer una red local virtual, como las VPN ni para cifrar nuestras comunicaciones.

Los proxys por lo general solo sirven para ocultar nuestra ubicación ocultando nuestra IP. Y además, mientras un proxy solo sirve dentro de la propia aplicación dentro del navegador, los VPN cifran y fuerzan a pasar por ellos, TODO el tráfico que sale de nuestro PC y no solo cierta información proveniente de un solo programa.

Como he dicho, un proxy se podría decir que es una “VPN mermada” en la práctica, aunque técnicamente no es así.

Para conocer qué es una VPN y así ver más claro qué es un proxy, lea el anterior artículo:
¿Qué es una VPN? Explicado para dummies.